¿Cómo funciona el contrato de renting?

¿Cómo funciona el contrato de renting?

358 Visitas

El crecimiento del renting en los últimos años es innegable, y cada vez son más las personas que eligen éste método a la hora de renovar su coche, pero… ¿Ya sabes cómo funciona el contrato de renting? Si la respuesta es NO, tranquilo que ahora te lo explicamos.

Detalles de un contrato de renting

En términos técnicos, se trata de un “contrato donde la empresa pone a disposición del cliente el coche a cambio de una remuneración por cuotas durante un tiempo determinado”. Es decir, estamos hablando del alquiler de un vehículo con una duración de X tiempo, donde se pacta una cuota mensual, trimestral o anual durante la duración del contrato.

Aunque cada contrato es diferente, todos cuentan con cláusulas similares. El periodo de validez generalmente se encuentra entre los 12 y 60 meses, con la mayor frecuencia en los 48 meses (4 años). Además, la cuota mensual dependerá del vehículo escogido, los meses contratados, los servicios adicionales y los kilómetros establecidos. Este último aspecto será pactado con la empresa en función de un valor de km que se harán anualmente. El número más común en particulares, como ejemplo, es de 15.000 km anuales, lo que se traduce en unos 40 km al día, muy apto para trayectos diarios hasta el trabajo y escapadas de fin de semana.

Servicios incluidos

El contrato incluye varios aspectos como la matriculación, el transporte y la entrega del vehículo. También entra el mantenimiento mecánico, siempre que se haga en la red oficial de la marca, junto con las reparaciones por averías y los cambios de neumáticos. Además, incorpora el seguro contra siniestro y robo, así como asistencia en carretera. Por último, también cuenta con un vehículo de sustitución a tu disposición en caso de avería o accidente.

En cuanto a lo no incluido en el contrato, principalmente destaca el repostaje y limpieza del vehículo, junto con todo lo relacionado con el mal uso o la negligencia del conductor. Con esto nos referimos a las multas y sanciones que el conductor pueda recibir, que no están cubiertas en ningún caso.

Documentación necesaria a la hora de contratar un renting

Se requieren unos documentos concretos a la hora de contratar el servicio de renting, que variarán en función de quién será el cliente interesado en el renting.

Si se trata de una empresa, debe presentar el alta en el Impuesto de Actividades Económicas, la escritura de Constitución de la empresa, el comprobante del último de pago del IS, los cuatro últimos pagos de IVA, el Balance de Situación, las Sumas y Saldos, Explotación de la empresa, DNI y NIF del administrador de la empresa y su última declaración del IRPF.

En caso de ser un autónomo los documentos son casi los mismos, con algunas pequeñas diferencias: el alta en el Impuesto de Actividades Económicas, el DNI y NIF, la declaración anual del IRPF, los últimos cuatro pagos de IRPF y IVA, el Balance de Situación, las Sumas y Saldos y la Explotación de la empresa.

Por último, si se trata de un particular, los únicos documentos a presentar son el DNI y NIF, la última declaración del IRPF y las tres últimas nóminas.

Si lo que estás leyendo te resulta interesante, descubre más sobre el renting para empresaspara autónomospara particulares 

Renting de Audi Q2

Aspectos relevantes adicionales

En caso de querer devolver antes de tiempo el vehículo, hay que saber que puede haber cláusulas especiales dentro del contrato que se tienen que tener en cuenta, así como los posibles daños que pueda tener el vehículo, de los que habrá que hacerse responsable.

Otro aspecto que puede llegar a suceder son las multas o sanciones, que ya hemos mencionado anteriormente. Como hemos dicho, estas van a cargo de la persona que conduce el vehículo, y nunca de la empresa de renting.

Una tercera situación que considerar es la posibilidad de incumplir el contrato, que se puede dar por varios aspectos, como por ejemplo no acudir a las revisiones que se estipulan. En ese caso, habrá que inmunizar a la empresa de renting por daños y perjuicios, así que es conveniente realizar las revisiones siempre que sea pertinente.

Fin del contrato

El último punto importante es la finalización del contrato, de la que derivan diferentes formas de actuar. Una vez expira el periodo de renting, existen 4 principales opciones a tener en cuenta y sobre las que se puede elegir:

- Ampliar el plazo del contrato de renting, con condiciones similares y una duración a acordar, siempre que la empresa acepte.

- Devolver el vehículo a la empresa junto con todos los accesorios y documentación iniciales.

- Entregar el coche y hacer un acuerdo nuevo para el renting de otro vehículo.

- Comprar el vehículo para tenerlo en propiedad, acordando con la empresa de renting el precio a pagar, teniendo en cuenta todo lo que ya se ha pagado.

Ahora ya sabes todo lo necesario sobre el contrato de renting, así que es el momento perfecto para entrar en M Renting y encontrar el coche de renting perfecto para ti.

Publicado en: Renting