Renting Fijo o Renting Flexible

Renting Fijo o Renting Flexible

529 Visitas

Con el constante crecimiento del modelo de venta de renting, también lo hacen sus modalidades de contrato, sus condiciones y sus características. Cada una de estas variaciones tiene una serie de ventajas e inconvenientes que pueden afectar mucho en la elección de la opción ideal. Es por eso que en este artículo trataremos los dos tipos más habituales de renting, el Fijo y el Flexible, para que los conozcas mejor y decidas cual te interesa más y por qué.

Sin embargo, ambas opciones tienen claras diferencias, la base sobre la que operan es la misma y no se debe olvidar: un alquiler en el que el usuario paga cuotas mensuales para tener el coche y poder usarlo con libertad total. Cabe hacer el apunte que el usuario no es propietario del coche, pero a la vez no debe encargarse de mantenimiento, impuestos y otros trámites económicos, algo importante a la hora de tener en cuenta beneficios e inconvenientes del renting. Si quieres saber más, te recomendamos pasar por nuestros artículos sobre las ventajas del renting en: particulares, autónomos, PYMES y empresas.

Tras esta breve introducción, vamos a comentar más en profundidad ambos modos de renting, para ver sus puntos fuertes y cuándo es mejor opción cada uno de ellos.

Características y ventajas del Renting Fijo

Primero tenemos el Renting Fijo, una modalidad estándar que fue de las primeras en aparecer, y que ofrece muchas ventajas, la mayoría de ellas ligadas al propio nombre. Al tratarse de un contrato “fijo”, se establece un alquiler a largo plazo, con un kilometraje anual determinado y pactado. Esto ofrece estabilidad y la posibilidad de planificar con facilidad, debido a tener mayor control sobre los costes, que pasan a ser un gasto previsible. Además se necesita menos tiempo de gestión gracias a no tener que ocuparse de trámites de ningún tipo una vez hecho el contrato. Por último, supone un ahorro respeto la compra de vehículo de un 10 a un 15% aproximadamente, en términos generales.

En cuanto al porqué contratar un renting fijo, y cuándo es la mejor opción, hay que pensar en si buscamos mucho ahorro y queremos hacer previsiones claras sin temor a imprevistos ni cambios. Para autónomos o particulares, si este es el caso, sin duda el renting fijo es la mejor idea.

Además de esto, hay ciertas empresas que se benefician más aún de esta modalidad, y son aquellas con actividades o necesidades de movilidad bastante predecibles.  Las empresas que tienen mucha estabilidad y buscan unos precios muy competitivos encontrarán la opción perfecta en el renting fijo, sin exponerse a ningún riesgo potencial.

Mazda 3 Sedán de renting

Características y ventajas del Renting Flexible

Pasemos ahora al Renting Flexible, una modalidad más reciente y que intenta adaptarse a otras necesidades del sector actualmente. Esta variación permite solicitar, cambiar o devolver vehículos en cualquier momento sin ningún tipo de penalización ni compromiso, algo muy peculiar y con ventajas claras. La principal es nada más y nada menos que la flexibilidad, que permite todas las posibles variaciones que sean necesarias sin costes adicionales, facilitando en todo momento los cambios que sean necesarios en el contrato, sin permanencias ni complicaciones. Otra ventaja es la disponibilidad, ya que los vehículos de renting flexible son los que están en stock, así que siempre están disponibles de inmediato y son los últimos modelos, los más recientes. Esto suma atractivo a la idea, pues garantiza ir siempre actualizado. Y como añadido extra, teniendo en cuenta la actual situación de incertidumbre debido a la escasez de vehículos, esto supone una ventaja muy potente a la hora de escoger, al quitar posibles ataduras de un contrato a largo plazo.

Por ello, esta modalidad está pensada para adaptarse a las necesidades cambiantes de los negocios y los particulares, así que funciona muy bien en personas que quieran renovar su vehículo con frecuencia, o aquellos indecisos que no saben qué modelo prefieren y quieren poder cambiar si no les convence una opción. 

Para empresas con un volumen de trabajo variable, o aquellos negocios estacionales que solo funcionan durante un periodo del año concreto el renting flexible también es ideal. Además es útil para proyectos en crecimiento, que aún no tienen claro qué cantidad podrían necesitar de vehículos, o por el contrario, aquellos que podrían cancelarse antes de tiempo por motivos difíciles de prever. Por último, puede ser una buena ayuda para negocios con dificultades para acceder a financiación, sobre todo si debe aceptar un compromiso a largo plazo como seria el renting fijo que puede ser imposible para PYMES.

Sin embargo, no todo son ventajas, y es que todas estas cualidades se ven reflejadas en un incremento del precio de la cuota, así que se debe tener en cuenta un gasto un poco mayor, que al final se convierte en menos ahorro respeto a la compra del vehículo.

Tras toda esta información, os dejamos una tabla resumiendo los principales aspectos comparados entre ambas modalidades, para tener un esquema rápido y visual de los dos principales tipos de renting.

RENTING FIJO RENTING FLEXIBLE
Requiere un compromiso a medio/largo plazo No requiere compromiso
Permite previsión del coste económico Permite flexibilidad económica
Supone estabilidad y seguridad Facilita la adaptación a cambios
Tiene un coste fijo competitivo Tiene un coste variable un poco superior

Ahora ya tienes toda la información necesaria para poder elegir entre renting fijo y renting flexible, así que te recomendamos pasar por la página web de M Renting para encontrar los mejores coches de renting del mercado.

Publicado en: Renting